,

Ser precavidos es también planificación financiera.

Seguros – Alternativas de ahorro: las protecciones de vida puras o con ahorro son mecanismos eficientes.

Proyecciones para luego del retiro, inversiones a largo plazo para acompañar la jubilación, son planificaciones financieras que cada día son más comunes. ¿Pero, si no llegáramos a ese momento?, ¿Si antes de ellas apareciera una enfermedad grave o la muerte? De más está decir que el tema no es el preferido, pero incluirlo dentro de nuestros planes puede marcar una gran diferencia.

No hace falta ser experto para ver el escenario: cuando hay hijos y uno de los padres es quien provee económicamente, esta situación inesperada pone a las finanzas familiares en juego. Y más allá de que haya activos heredables, los gastos corrientes representa también un problema que se adiciona a la situación indeseable.

En este caso todo nos lleva a los seguros de vida, un negocio que en este momento no es muy famoso en la Argentina (representa apenas un 0,70% del PBI, frente a 3% en Chile y casi 2,5% en Brasil) pero se advierte su potencial de crecimiento futuro.

“El seguro es un instrumento esencial para la planificación de largo plazo de las finanzas personales y familiares. Se trata de una decisión inteligente para proteger y para maximizar la calidad de vida”, arranca Mauro Zoladz, de la compañía Zurich de seguros.

“Hay productos destinados en exclusividad a cubrir necesidades de protección (como pueden ser enfermedades, invalidez, fallecimiento, accidentes) y otros que acompañan a este tipo de prestaciones como un vehículo para ahorro y capitalización construyendo fondos de los cuales se pueda disponer a futuro, especialmente en etapa pasiva”, analiza Gerardo Rabinovitz,  de la compañía Prudential Seguros.

“Los seguros de vida son esenciales ya que permiten prever soluciones económicas ante hechos imprevistos aún sin ser extremos, como un accidente doméstico que le impida a un profesional que se desarrolla de forma independiente trabajar por un tiempo”, aporta Pablo Daguzán, gerente de la división de Suscripción de Negocios Masivos y Vida de la compañía Mapfre. “Según ese contexto, hay seguros de vida para cada necesidad y realidad económica familiar”, avanza el ejecutivo.

OPCIONES

  • El producto de vida temporario (con plazos establecidos de entre cinco y 20 años) es un seguro accesible. Por ejemplo, una persona de 35 años pagaría mensualmente $ 270 aproximadamente (US$ 17) por un seguro de 10 años con una suma asegurada de US$ 30.000. Este producto, cubre principalmente el fallecimiento del titular por causas naturales, enfermedad o accidente y si al momento de cumplirse el plazo establecido no ocurrió el siniestro (muerte o invalidez, según lo contratado), el asegurado no recibirá nada a cambio.
  • En los que combinan vida con capitalización, en cambio, se va formando un fondo de largo plazo que será percibido por el asegurado. “Las pólizas de vida individual con capitalización tienen una rentabilidad garantizada del 4% anual en pesos y 2% en dólares que al cumplir la anualidad se depositan en la cuenta de ahorro que generó la póliza”, explica Cristopher Rosenthal,compliance officer de Makler Group, uno de los grandes brokers de seguros a escala global.

Fuente: http://www.lanacion.com.ar/2004541-seguros-cubrirse-la-espalda-tambien-es-planificacion-financiera

¿Qué opinas?

-2 points
Upvote Downvote

Total votes: 4

Upvotes: 1

Upvotes percentage: 25.000000%

Downvotes: 3

Downvotes percentage: 75.000000%