,

4 formas de financiarse sin Bancos.

mature sad businessman seated in front of abandoned house

Cubrir el banco. Armar el pago a proveedores, empleados e impuestos. Hablar una y mil veces con tu ejecutivo de cuenta del banco para ampliar el descubierto o descontar cheques por arriba de tu acuerdo y, encima, escuchar una y mil veces que tenes que dejar en custodia el mismo monto que estas solicitando pero en moneda extranjera. Y como si fuese poco, la lista continúa.

 

¿Dirías que esto es un día de furia? no precisamente. Esta rutina se da todos los días en muchísimos negocios, PyMES y empresas de todo el país. Pero estas en un error si crees que esto es patrimonio nuestro: no es Argentino y tampoco es nuevo.

Mark Twain, el prolífico escritor y “padre” de Tom Sawyer fallecido hace 100 años, acuñó la frase Un banquero es un señor que nos presta un paragüas cuando hace sol y nos lo exige cuando empieza a llover”.

 

http---www.pixteller.com-pdata-t-l-391443

 

Aún así, y más allá de esta afirmación, ninguna sociedad puede negar el protagonismo e importancia que los bancos tienen en su vida cotidiana, por algo existen desde hace siglos, pero no por esto deben ser siempre el único camino al financiamiento.

 

La buena noticia

 

Afortunadamente, como dijimos, existen otros caminos: ante necesidades insatisfechas emergen soluciones nuevas, algunas son familiares a los gerentes de finanzas de las empresas pero ahora están reinventándose  agiornadas para encajar en tiempos de internet otras, son formas innovadoras que nos evitan pasar por el banco a “buscar un paragüas cuando afuera hay sol”.

En este contexto aparecen en escena entidades financieras no bancarias. No es que éstas sean carmelitas descalzas o el mesías comparadas con los bancos, pero su agilidad, falta de burocracia, y mayor predisposición al riesgo resultan a menudo una buena opción o, en algunos casos, la única alternativa.

 

Emotional Stress Bankruptcy Finance Debt Despair Men Business
El financiamiento sin Bancos es posible.

 

Muchas veces, cuando se ha agotado todo el cupo disponible en las líneas de crédito bancarias, estas opciones juegan un rol crucial para la economía de las empresas.

4 Formas de financiar tu negocio sin pasar por un banco

 

  1. Consulta múltiple para descuento de cheques online

logo-cheques

 

Descontar cheques es tan antigüo como el mismo cheque y, hoy en día, existen plataformas web, como por ejemplo Cheques.com.ar , que ofrecen además de agilidad, la posibilidad de recibir múltiples ofertas de las entidades financieras que publicitan en su portal mediante una consulta única, permitiendo la comparación de diferentes tasas y requisitos, todo de forma anónima, vía chat, whatsapp o e-mail, y, a diferencia del uno a uno, se pueden hacer (de manera reservada) varias cotizaciones en pocos minutos.

 

 

  1. Facturas por cobrar a empresas de primera línea como instrumento de financiamiento

Los contratos o facturas por cobrar emitidas a empresas de primera línea (cuya credibilidad y prestigio este fuera de duda) son instrumentos con posibilidades de cederse y, de ese modo, obtener fondos líquidos para afrontar urgencias.

Las empresas grandes están habituadas a esta mecánica pero, entre PyMES y comercios no resulta una práctica tan popular, aunque es una estrategia a considerar, donde un factor a tener en cuenta es que en estas operaciones lo crucial  no es el tamaño del cedente (a quién se le debe el pago de la factura) sino el tamaño y la calificación de la empresa deudora del pago. Ese es el principal atributo que el cesionario (quien “compra” la factura) tendrá en cuenta para otorgar el financiamiento.

 

  1. Sociedades de Garantía Recíproca (SGR)

 

Éstas son sociedades comerciales que se dedican a facilitar el acceso al crédito, lo hacen poniendo a disposición de las PyMES garantías del cumplimiento de sus obligaciones para facilitar la aprobación de créditos.

Se trata de una estrategia que implica la asociación entre grandes empresas y PyMES, en la misma los llamados “socios protectores” (es decir, las grandes empresas) ponen a disposición un Fondo de Garantías para que los denominados “socios partícipes” del acuerdo (es decir, la PyME asociada) reciba los correspondientes certificados de garantía y mejore las opciones de acceso al financiamiento

En nuestro país se encuentran registradas al rededor de 3 docenas de SGR, y de éstas solo tres obtuvieron la mayor calificación de “garantía preferida” adjudicada por el Banco Central de la República Argentina.

 

4- Prendas sobre activos que no son vehículos (marcas, maquinarias, bienes de capital, derechos u otros intangibles)

 

Más allá de lo habitual que resulta la utilización de la prenda sobre un rodado, se trate éste de un vehículo de uso particular o de una retroexcavadora de gran porte, el empleo de la prenda como garantía colateral para respaldar un préstamo también puede aplicarse a un abanico casi inagotable de activos de valor.

Una empresa puede utilizar virtualmente cualquier activo físico o intangible que tenga valor para apalancar un crédito, sean mercaderías, marcas, derechos o concesiones, contratos, mobiliario, inversiones, etc.

La factibilidad para que la entidad financiera acepte este tipo de garantía depende de una gran cantidad de factores, como por ejemplo, cuán enajenable y líquido es el activo a utilizar como resguardo.

Cada industria y cada sector del comercio o los negocios tiene sus particularidades y matices, lo que hace posible el uso de este tipo de instrumentos, aún cuando el recurso a usar no sea algo “vendible”.
Comerciantes medianos y grandes, propietarios de negocios o empresarios deben poner en movimiento la imaginación a la hora de presentar un aval de respaldo que les permita obtener liquidez ante las entidades financieras y esto implica, muchas veces, poner en valor recursos atípicos.

¿Qué opinas?

1 point
Upvote Downvote

Total votes: 1

Upvotes: 1

Upvotes percentage: 100.000000%

Downvotes: 0

Downvotes percentage: 0.000000%